jueves, 23 de octubre de 2014

Perdido de Maggie Stiefvater

Hola a todos.
Como veis, hemos vuelto a la rutina de poder publicar en el blog cuando tenemos unos pocos minutos para respirar, y es que ahora mismo las clases nos tienen consumida la vida casi la totalidad del tiempo y es horrible, así que aunque hoy no es día de reseña, tengo tantas ganas de hablaros de este libro que me he adelantado.

"Hace tiempo, Cole era el cantante de Narkotica, y el éxito era la clave. Hace tiempo, Cole perteneció a una manada de lobos en Minnesota, y el frío era la clave. Hace tiempo, Isabel y Cole tan vez llegaron a amarse. Pero de eso hace toda una vida. Ahora Cole está en Los Ángeles, la ciudad donde se cumplen los sueños, la ciudad donde siempre es verano, la ciudad donde vive Isabel. Solo él sabe de verdad por qué ha regresado. Otra vez bajo los focos, otra vez en la vida de Isabel, otra vez perdido."
Datos del libro
Título: Perdido
Autor: Maggie Stiefvater
Colección: Los lobos de Mercy Falls #4
Editorial: SM
Nº de páginas: 384
Precio: 15,95€

Desde que me enteré de la futura existencia de este libro comencé a tachar días en mi calendario para tenerlo, y es que la pareja de Cole e Isabel me enamoró absolutamente en Rastro y se convirtieron en mi favorita por ese tira y afloja y el choque tan brutal que había entre ambos personajes en la saga principal de Mercy Falls, haciéndome sufrir lo indecible en Siempre, dejándome con la miel, los feels y el shippeo por las nubes. Y quedaba ahí, hasta ahora.

"En realidad la fama era una mala amiga: nunca estaba disponible cuando la necesitabas y, cuando te hacía falta alejarte de ella, nunca te dejaba en paz. En realidad, yo no era nadie."

Lo primero que destaca de este libro es lo radicalmente diferente que es de la saga de la cual se desprende, ya no solo por la relación de ambos protagonistas, sino por el tono, la ambientación de la historia, que sucede en Los Ángeles, por la propia trama principal de la novela, y es que todo el libro circula alrededor de los acercamientos y posteriores alejamientos de Cole e Isabel y de cómo Cole trata de volver a la primera línea musical y pública después de su desaparición, perdiendo peso la trama más sobrenatural, aunque sigue estando ahí.

"El mundo me entra por los ojos, por los oídos, por los poros de la piel, y mis receptores empiezan a latir a lo loco y mis neuronas abren fuego como una batería de cañones, y cuando ya todo me llegó hasta el cerebro y salió por el otro lado, lo que hay cambió de especie, de pixel, de canal y de brillo. Soy lo que soy y no tiene remedio. Un artista, un cantante, un licántropo, un pecador.
Que cante para un público no quiere decir que lo que canto sea falso.
Si salimos de esta con vida, te contaré la verdad del porqué. Y esta vez más te vale creerme.
He vuelto por ti, Isabel"


Es una historia mucho más humana, más de sentimientos, de emociones. Y por eso mismo me ha sorprendido y me ha enamorado de principio a fin. 

"-Dime que nos veremos mañana.
-Nos veremos mañana.
-Dime que también nos veremos pasado mañana. Y el día después. Y el siguiente.

El corazón me dió un vuelco. Había sucedido (...) había vuelto a enamorarme de Cole."

Maggie ha conseguido hacerme sufrir mucho más que de costumbre con Perdido. El hecho de que el primer enemigo al que deben combatir ambos protagonistas sean ellos mismos, sus miedos, su orgullo, y deban ceder, quitarse las corazas con las que han rodeado y blindado sus sentimientos y abrirse al otro, con unas posibilidades casi absolutas de salir heridos es lo que hace a este libro especial, porque es muy fácil verse reflejado en ellos, en las situaciones que viven y en las barreras que deben superar, todos las hemos tenido.

"Había ido hasta allí para darle una sorpresa, su sorpresa de cumpleaños, y estaba agotada, y deseé no estar allí y deseé que él no hubiera entrado en .blush, y ya es que no pude más. Quería volver a que todo me diese igual. Añoraba a aquella Isabel. Me dolía todo."

Por otro lado, la propia trama de Cole, con la grabación del programa y del disco, aporta una visión muchísimo más profunda y compleja del personaje, así como de lo que puede ser el mundo de la fama y la exposición pública a la que se ve sometido, con las consecuencias que tienen para él eso.

"El cuerpo humano no quiere hacerse daño.
Había algo en mí que estaba mal, porque eso, a veces, no me importaba. Había algo en mí que estaba mal, porque, a veces, lo que quería era eso.
Tememos a la muerte, tememos al vacío: todo vale con tal de que el corazón siga latiendo.
El vacío era yo.
¿De qué tienes miedo? De nada."


Nos encontramos con el lado más egoísta y a la vez el más sincero y vulnerable de dos personajes que conviven y se han creado una fachada de dureza e indiferencia, y es ese grado de complejidad en los personajes lo que me ha fascinado. Porque son radicalmente opuestos a como lo eran en los otros libros.

"Montañas y valles. Mi mente se ovillaba a los pies de las laderas, ascendía hasta la cima y caía finalmente al abismo."

De nuevo nos encontramos con una doble narración, y eso nos permite leer la misma situación y las reacciones en ambos puntos de vista, haciendo que el lector conozca toda la información, y por tanto, sufra aún más cuando uno de los personajes malinterpreta al otro o cuando, sintiendo o queriendo decir o hacer algo, no lo hace por temor a lo que haga el otro, incluso cuando el otro querría que lo hiciese o lo dijese. En definitiva, el libro es dolor absoluto.

"Era el único que conocía la verdad sobre mí, pero bastaba con eso. Los demás ya se habían hecho una idea.
Siempre era él, siempre Cole St. Clair.
Y todavía oía a Isabel decir: No creo en los finales felices."


Al margen de ese dolor que provoca su lectura, es una novela que atrapa desde el primer momento, ya que, aunque carezca de acción o de situaciones chocantes, el constante tira y afloja de todas las relaciones que aparecen, sumado a que los capítulos son bastante breves, crean la fórmula perfecta.

"-Ten miedo. ¿Por qué nunca tienes miedo?
-¿De qué quieres que tenga miedo?
Las ruedas gimieron y derraparon para quedarse clavadas ante un semáforo en rojo.
-De morir. De fracasar. De cualquier cosa.
<<Lo que me da miedo es que no cojas el teléfono>>"


En definitiva, Perdido es el libro que te hace sufrir, reír, suspirar, soñar, enfadarte y emocionarte cada pocas páginas, un auténtico cóctel de sentimientos y feelings. Es el mejor libro que Cole e Isabel podían tener y el mejor que los fans podríamos haber llegado a soñar.
Imprescindible para la saga, a pesar de ser su spin off, una pequeña maravilla que ha dejado entre sus páginas un pedazo de mi corazón.

"El mañana traía lo que le dijeses que trajera. Si no le decías nada, nada sería lo que conseguirías. Y yo estaba harto de la nada. Quería algo. No. Lo quería todo."

sábado, 11 de octubre de 2014

Perfectas Canciones: On My Way y Homeward Bound/Home

¡Hola, nefilims!


Aquí estoy una semana más. Esta vez como hemos cambiado de sección cada uno, a mí me ha tocado precisamente está durante este mes. La verdad es que tenía muchas ganas de volver a hacerla porque este último mes he leído algunos libros con los que me gustaría asociar una canción y compartirlo con vosotros. Esta vez voy a hacer un poquitín de trampas ya que voy a escoger dos canciones para un solo libro, pero cuando lo explique, lo entenderéis.

El libro en cuestión es Amy & Roger's Epic Detour, el cual lo leí el mes pasado y me gustó muchísimo, creo que porque llegó en el momento adecuado. Fue muy destroza-feelings pero a la vez revitalizador.

Las dos canciones escogidas son:

On My Own de Lea Michele

Aunque la voz de Lea Michele no es una de mis favoritas, a veces le consigo coger el tranquillo. Esta es una de las pocas canciones de su disco que he escuchado y no puedo negar que me gusta. Además de todo eso, he escogido esta canción porque me pega con la situación de Roger en el libro. Tal vez no sería el tipo de música que a Roger le gustaría, pero para este caso nos va a valer. Os dejo con ella:



Homeward Bound/Home de Glee Cast

En este caso podría haber escogido simplemente la canción de Phillip Phillips, Home, sin embargo he decidido escoger la cover de Glee porque juntan dos canciones que tienen mucho que ver y hacen una canción con mucha más carga emocional. Esta canción se la dedico a Amy, porque si la anterior pegaba con Roger, esta, precisamente, es perfecta para la situación de Amy. Amy necesita un hogar al comienzo de la novela y, como siempre, descubre que nunca estamos solos:



Espero que os haya gustado esta selección de canciones y estéis de acuerdo con que tienen cierta relación con el libro. ¿Tenéis alguna canción que asociéis a Amy & Roger's Epic Detour? Me gustaría saberlo. Nos vemos pronto, nefilims.

martes, 7 de octubre de 2014

Top Ten Tuesday 24: Sagas relativamente nuevas que quiero empezar

Hola a todos.
Un poco tarde pero hoy os traigo un nuevo Top Ten Tuesday, incitando al consumismo, pero bueno, es lo que toca. Aquí están las diez sagas de los últimos años que más ganas tengo de empezar.

1 El mundo en ruinas de Megan Crewe
De esta saga me llaman sus portadas, su sinopsis (a pesar de ser una distopía tiene muy buena pinta) y su precio, son realmente baratos, así que supongo que si un día voy con dinero en la cartera y me los cruzo me tiraré a la piscina y me los compraré.

2 Olvidados de Michael Grant
Aquí hay un poco de trampa, porque empecé el primer libro, leí treinta páginas pero no era el momento, y aunque me gustó tuve que devolvérselo a su dueño, pero me sigue llamando bastante la atención, sobre todo por el hecho de que todo el mundo parece amar esta historia.

3 La selección de Kiera Cass
De nuevo es una historia que, aunque a priori no me llamaba demasiado su sinopsis, sus portadas son absolutamente preciosas y poco a poco todo el mundo comenzó a hablar maravillas de la saga y ahora tengo el picotazo de la curiosidad en mí, más ahora incluso que está acabada.

4 Mentes peligrosas de Alexandra Bracken
Esta saga está en mi punto de mira desde que se publicó y tengo el primer volumen esperándome paciente en la estantería, y no creo que tarde demasiado en leerlo porque me puede demasiado lo bien que me han hablado de la novela.

5 Lux de Jennifer L. Armentrout
Esta saga no es tanto mis ganas de leerla como la presión mundial que hay sobre ella, todo el mundo la conoce, casi todos la han leído, todos la aman... y yo aquí, sin saber nada, no. No es una de mis prioridades, sobre todo porque son bastantes en la saga pero quién sabe, si un alma caritativa me los dejase no rechazaría en absoluto probar con su lectura.

6 Latidos de Anna Godbersen
Intrigas, envidias, fiestas, vestidos pomposos, lujos... Esta saga tiene todos los elementos para encantarme. Es bastante vieja pero nunca me he decidido a leerla y tal ya vaya siendo hora. La idea de la alta sociedad neoyorquina a finales/principios del siglo XX es demasiado tentadora y atrayente.

7 Desconexión de Neal Shusterman
No le presté demasiada atención hasta que alguien me dijo de qué iba realmente y yo me paré a leer su sinopsis, sobre todo el hecho de que sea dura, cruda, cruel y bastante gore me llaman más que nada, así que algún día...

8 Grisha de Leigh Bardugo
De nuevo confluyen los factores prohibidos: portada bonita, opinión maravillosa sobre la novela y curiosidad desatada por mi parte. Debería dejar de cotillear Goodreads y las webs con entradas de portadas bonitas por mi seguridad.

9 Legend de Marie Lu
Aquí la culpa la tiene una gran amiga mía que está, literalmente, obsesionada con la saga y que de tanto hablarme de ella ha hecho que tenga ganas de conocer el motivo de tanta expectación y euforía, o tal vez sea, simplemente, para que deje de hablarme a todas horas de los libros...

10 Puro de Julianna Baggott
Similar a la de Neal Shusterman, me gustó la portada, pero no me paré a prestarle atención hasta que salieron las primeras reseñas en las cuales se decía que era una historia diferente, bastante cruda, con descripciones y personajes bastante desagradables... La idea general y lo que me han contado no hace sino que quiera leerla cada vez más.

sábado, 4 de octubre de 2014

Perfectas canciones: Que se mueran los feos

¡Hola, nefilims!



A veces la inspiración para escribir una entrada viene cuando menos te lo esperas. Esta sección trata de relacionar canciones y libros, y eso es lo que me ha ocurrido cuando uno de mis compañeros de piso ha entrado en el salón tarareando...



¿Y a qué libro me ha recordado esta canción? ¡Pues a la saga de Los feos (no sé si es el nombre oficial de la saga, pero es gracioso) de Scott Westerfeld! He de decir que de esta saga solo leí el primer libro (Traición) y no me gustó nada, pero la idea del estribillo de la canción y de la sociedad de la novela es más o menos la misma. 

Y esto es todo por hoy... ¡Que vivan los feos!

jueves, 2 de octubre de 2014

Cazadores de sombras VI: Ciudad del fuego celestial de Cassandra Clare

Hola a todos.
No sabéis lo que me ha costado hacer esta reseña, creo sin duda que ha sido la más complicada a la que me he tenido que enfrentar. Antes de que empecéis a leerla quiero dejar claro que HAY SPOILERS del final de la otra saga de la autora, Princesa mecánica, así como de los libros anteriores a Ciudad del fuego celestial, así que estáis avisados, si seguís leyendo sin haber acabado los anteriores es vuestra responsabilidad.


"La oscuridad ha regresado al Mundo de los Cazadores de Sombras. Mientras su mundo se desmorona, Clary, Jace, Simon y sus amigos deben unirse para luchar contra el mayor enemigo al que se han enfrentado los nefilim jamás: el hermano de Clary, Sebastian.
En la lucha por intentar derrotarlo se perderán vidas, se sacrificarán amores y el mundo entero cambiará en el sexto volumen de la serie Cazadores de Sombras."
Datos del libro
Título: Ciudad del fuego celestial
Autor: Cassandra Clare
Colección: Cazadores de Sombras #6
Editorial: Destino
Nº de páginas: 672
Precio: 17.95€

La reseña del último libro de la saga, iba a decir al fin pero en realidad no es eso lo que siento. Como sucede siempre que comenzamos una saga, nuestro primer pensamiento suele ser el final de la misma, cuándo será, cómo será, cuándo lo leeremos… y a medida que van transcurriendo los libros de dicha saga eso se va haciendo más palpable. Hasta que llega. Hasta que tienes ese final en tus manos.

“-Si quisiera tumbarme en un diván y quejarme a alguien de mis padres, iría al psiquiatra.
-Ya- exclamó Jace-. Pero mis servicios son gratis.
-Eso he oído de ti.”

Fue en febrero de 2009 cuando leí por primera vez Ciudad de hueso, mucho antes de crearme un blog, de pensarlo siquiera. Ha pasado muchísimo tiempo después de eso, y durante todos estos años ha habido un libro, mínimo, de la saga, acompañándome. Ya os advierto que esta no va a ser una reseña normal, sino un montón de palabras sentimentales y de despedida.

“- No es justo pedir eso, y tú lo sabes, sabías, que yo no conocía lo suficiente sobre el amor para comprenderlo. Actúas como si fueras la parte ofendida, pero has tenido mucho que ver en esto, Magnus.
-Si- asintió este después de un instante- Sí, supongo que sí.
-Pero eso no cambia nada, ¿verdad?- continúo Alec, y notó que el aire frío le entraba en los pulmones- Nunca cambia, no contigo.
-No puedo cambiar- repuso Magnus- Ha pasado demasiado tiempo.”

He amado este libro desde la dedicatoria a los agradecimientos, sin duda tiene todo lo que quería y tenía que tener e incluso más de eso, pero estamos hablando de una sexta parte, todo lo “técnico” de lo que había que hablar en esta saga ya está dicho, así que me limitaré a hablar de lo que ha significado leer esta novela.

“-Sufrir. También podrías tú sufrir.
-Lo sé- repuso Simon- Lo sé y no me importa. Jace me dijo una vez que me pisotearías el corazón con tus botas de tacón, y eso no me ha hecho cambiar.
Isabelle soltó un leve bufido de risa contenida.
-¿Eso te dijo? ¿Y tú te has quedado?
(…)
-Lo consideraría un honor.”

Lo primero que quiero decir del libro es que sé, y lo digo como certeza, que hay gente a la cual le va a decepcionar o al menos ciertas partes de este. Hay bastantes lectores que opinan que la saga debió quedarse en Ciudad de Cristal. Para mí, la ampliación que son el cuarto, quinto y este, son aún mejores novelas que las anteriores, más serias, maduras, oscuras, intrigantes, en definitiva, un paso más allá, y a estas personas no creo que les guste demasiado, pero hay mucha gente que, como yo, tenemos una idea de por dónde va a ir la trama de la historia, que es justo por donde Cassandra no va. Y me ha encantado que lo haya hecho.

“Y los nefilims… tendemos a amar de un modo apabullante. A enamorarnos solo una vez, a morir de pena de amor, mi viejo tutor solía decir que el corazón de los nefilims era como el corazón de los ángeles: sentía todos los dolores humanos y nunca sanaba.”

Yo tenía pensado que iban a pasar una serie de cosas en la historia, pero a medida que van pasando las páginas te vas dando cuenta que eso no va a ser así, que la historia no se va a desarrollar como tú pensabas y es que todo circula por un camino distinto, no menos cruel, no menos duro, no menos doloroso, simplemente diferente, y tras leer la última frase y dejar reposar la lectura un día, me he dado cuenta que ese camino es más acertado para la novela y la saga en general de lo que podría haber sido cualquier otro. No era lo que me esperaba, pero me ha gustado más si cabe lo que he encontrado.

“No lo hagas, sea lo que sea. No dirijas una revuelta de los licántropos, no hagas nada que pudiera contribuir accidentalmente al apocalipsis y no inicies tu propia línea de cremas corporales y trates de vendérsela a Sephora.”

Ciudad del fuego celestial es una auténtica montaña rusa, cada página, párrafo, capítulo, te tiene riendo, llorando, en tensión, suspirando, sufriendo, te cabrea, te hace feliz, te hace quedarte sin uñas de los nervios. Son casi setecientas páginas de pura emoción y sentimientos, de sensaciones reales. Setecientas páginas de peleas, discusiones, traiciones, escenas románticas, escenas tristes, sorpresas, momentos Malec después de la ruptura al final del libro anterior, los sentimientos de Jace y la propia Clary teniendo que enfrentarse a Sebastian después de lo ocurrido, las reacciones de la Clave a los cazadores oscuros... 

"Recordó lo que Clary le había contado que el hermano Zachariah había respondido en una ocasión, después de que ella le preguntara si alguna vez había amado tanto a alguien como para morir por esa persona: “Dos personas. Hay recuerdos que el tiempo no borra. Pregunta a tu amigo Magnus Bane, si no me crees. La eternidad no hace que se olvide lo que has perdido, solo que soportes la pérdida.”"

Cassandra es una autora tremendamente inteligente, y ha sabido jugar a la perfección con todos los elementos que conforman esta historia. Primero, ha sabido como mezclar, unir y alternar partes más lentas, emocionales, descriptivas, con partes más tensas, enérgicas, con mucha acción, para que no haya ningún momento de la novela aburrido, introductorio o innecesario.
Segundo, ha sabido jugar con sus personajes, los sentimientos y las relaciones entre estos, y los sentimientos que tenemos para con ellos los lectores, como casi ningún escritor que yo haya leído. No conocía lo que era el sufrimiento por y con unos personajes hasta que no he leído este libro, y lo digo totalmente en serio. Se pone el más puro traje de reina de las hadas para dar esos pequeños detalles que ansiábamos de tal modo que me ha hecho desear no haberlos querido nunca.
Esto no queda ahí, en esta sexta novela aparecen nuevos personajes, los Blackthorn y Emma Carstrais, protagonistas de la próxima saga de este universo (por favor, que esta mujer no deje de escribir jamás, porque ha quedado demostrado que es un universo enorme con capacidad para diferentes historias con distintas tramas y todas maravillosas) Tienen bastante más importancia de la que me esperaba, y lo agradezco, porque tanto Julian como Ty como Emma, sobre todo ella, me han fascinado, y ya nos hace sufrir por ellos. Pero también reaparecen el Hermano Zachariah y Tessa, hablando de Will, conversaciones entre ellos dos, con Magnus, menciones al pasado, conversaciones sobre parabatai… Ha sido realmente bonito y triste ver de nuevo a estos personajes, rememorar ese final de Princesa mecánica.

“A veces se reduce a una elección. Entre salvar a una persona o salvar al mundo entero. Lo he visto, y soy lo suficientemente egoísta como para querer que la persona que me ama me escoja a mí. Pero los nefilims siempre elegirán salvar al mundo. Miro a Alec y me siento como Lucifer en El paraíso perdido.”

Tercero, cómo ha acabado de darle ese giro a todos esos personajes que conocemos tan bien, les ha dado ese último brillo que me ha hecho reecontrarme con alguno de ellos que me había rechinado en Ciudad de las almas perdidas, como es Clary, que aquí me ha parecido más centrada, seria, valiente y consciente de la responsabilidad que tiene. No hay más que leer cincuenta páginas de la primera novela para ver que no son iguales, y eso es lo que más cuenta para mí.
Y cuarto, si algo pensé nada más acabar la última página, es que Cassandra ha estado jugando con todos y cada uno de nosotros, los lectores, desde hace mucho. Y doy gracias por ello, porque adoro que me sorprendan, quedarme boquiabierta, lo inesperado, pensar durante toda una lectura “maldito autor, cómo me puedes hacer esto” y eso, justo eso, es Ciudad del fuego celestial, así que muchísimas gracias por destrozar mi corazón, Cassandra Clare.

"-Hermano Zachariah- dijo Isabelle- De enero a diciembre en el calendario de los hermanos silenciosos sexys. ¿Qué está haciendo aquí? 
-¿Hay un calendario de hermanos silenciosos sexys? -preguntó Alec- ¿Dónde lo venden?"