domingo, 24 de junio de 2012

Malditos de Josephine Angelini


Sinopsis:
"¿Puede olvidarse alguien del verdadero amor?
Helena es la única entre los vástagos de los inmortales griegos que es capaz de descender al inframundo a voluntad, y por ello su misión es peligrosísima. Por las noches deambula por el Hades, intentando parar el interminable ciclo de venganza que maldice a su familia; durante el día, procura vencer al cansancio que le está pasando factura a su cordura. Sin Lucas a su lado, Helena no está segura de tener las fuerzas suficientes para seguir.
Sin embargo, justo cuando Helena está a punto de desfallecer, un nuevo y misterioso vástago aparece para rescatarla. Valiente y divertido, Orión la protege de los peligros del inframundo. Pero su tiempo se acaba: un enemigo feroz está intrigando en su contra, y las Furias cada vez son más imposibles de silenciar. Mientras el antiguo mundo griego y el mundo moderno de los inmortales chocan entre sí, la hasta entonces segura vida de Helena se convierte en un caos. Pero lo más difícil de todo será olvidarse de Lucas Delos."
Datos del libro
Título: Malditos
Autor: Josephine Angelini
Colección: El Despertar 2
Editorial: Roca
Nº de páginas: 335
Precio: 12.95 euros

Esperaba esta novela como agua de mayo. No sabéis las ganas que tenía de que saliera de una vez, y cuando empecé a leer reseñas por la blogosfera en las cuales se ponía la novela cuanto menos por las nubes, no tuve más remedio que aguantarme las ganas de asaltar Roca y robar uno de los ejemplares, por lo que el mismo día que salió el libro, me fui a comprarlo, pero me tuve que dar de morros porque en la Casa del Libro no me lo quisieron dar… es una historia muy larga, pero no se por qué, siempre me pasan estas cosas a mi…

Bueno, a lo que vamos, Predestinados me encantó, me fascinó y me enganchó mucho, la única pega que le encontré al libro, que aún así se llevó la máxima calificación, es que tenía cierto parecido con una saga vampírica, sobre todo en la familia Delos y pequeños detalles como la casa, los coches, el pueblo… pero puedo decir muy feliz que en esta parte todo eso ha desaparecido.
No puedo explicar con palabras todo lo que me ha gustado la novela, se ha salido de mis expectativas ofreciéndome una historia totalmente enrevesada que cuando parece que ve la luz, se enreda todavía más para que, cada vez, haya más secretos y más desconfianza entre todos los personajes y entre el mismo lector, ya que no sabes de quién fiarte.
En cuanto al ritmo de la historia es trepidante, no para en ningún momento. Si que es cierto que empieza desde el minuto uno, por lo que puede ser algo confuso si no recuerdas totalmente Predestinados, algo que yo, muy previsora, si que hice, ya que me lo releí la semana anterior. Creo que es una de las grandes mejoras del libro, que vemos a Helena desarrollar todo su potencial y enfrentarse a la inmensidad de su tarea, algo que tiene que hacer sola. Tamién tenemos nuestra lección de lucha “corporal” con las lecciónes a Matt, ya que nuestro luchador favorito, Hector, para mi desgracia, no aparece demasiado, snif snif.
Otra de las cosas que mejora es la acción, ya que no sólo hay más peleas, sino que aumentan los peligros y eso es algo que está constante en todo el libro, ya que desde el minuto uno se palpa una especie de tensión que te agarrota las tripas y no te las suelta hasta que no acabas el libro.
Pero de lo que de verdad quiero hablar es de los personajes, aunque tampoco puedo hablar mucho, ya que no quiero spoilear. Puedo decir que en rasgos generales estoy muy satisfecha, pero hay un par de detalles que no me acaban de convencer.

Helena, como ya he dicho, se vuelve mucho más valiente y decidida, deja a un lado su lado llorón y pone toda la carne en el asador, aunque también es cierto que se encierra en si misma y no habla con nadie lo que le cuesta un enfriamiento en las relaciones con casi todo el mundo.
Lucas me encanta en esta parte, aunque estoy segura que si no hubiéramos tenido una narración de los motivos porqué se comporta de manera tan c*** le habría acabado odiando, pero como los sabemos, los entendemos, y le queremos aún más, por eso no me gusta demasiado que no acabe de aparecer en la primera parte de la novela, pero cuando lo hace… ainsss es que es monísimo…
Orión es el nuevo personaje, el nuevo chico como habréis leído por ahí, y me cae muy bien, en sus diálogos con Helena me he reído muchísimo y es una buenísima persona, pero, pero, no me acabo de fiar de él, no me preguntéis por qué, llamadlo X o sexto sentido de Sandra, pero algo no me encaja con él, y por eso, y por qué no es Lucas, prefiero que quede como amigo de Helena o que se quede con ella y me de a Lucas a mi…
El otro personaje al que me gustaría destacar es a Dafne, la madre de Helena, que esperaba que saliera más en esta parte y supiéramos cosas que todavía no sabemos, porque no me creo ni de lejos que esa sea toda la historia.
Jasón es un personaje que me encantaba, y en esta novela no lo ha hecho tanto, ya que aunque entiendo su actitud para con respecto a Claire, me ha parecido muy borde, y con la sensación de que teme enfrentarse a sus propios sentimientos y por eso lo paga con los demás.

Pero a pesar de estos mínimos detalles, el libro me ha encantado, y con el final me he quedado a rombos, fliping in colors, porque señoras y señores eso es un final, es más parecido a los finales impactantemente incitadores al suicido de Cassandra Clare que al anterior, y eso me encanta. Menudas últimas 50 páginas. Solamente me queda rezar para que tengamos pronto aquí la tercera parte…

5/5

1 comentario:

Adri lunático dijo...

Tengo muchiiiisimas ganas de leer esta saga ^^
Tiene una pinta genial y todas las reseñas son muy positivas. ¡Tengo que leerlos ya! ^^
Gracias por la reseña.
Besos