domingo, 2 de diciembre de 2012

Memorias de un amigo imaginario de Matthew Dicks

Hola Nefilims.
Hoy os traigo una reseña de un libro al que le tenía muchísimas ganas y que me ha medio decepcionado, no por el libro, que es fantástico, sino por mi propia culpa.

Sinopsis
"Esta novela es especial, igual que Max. Esta novela es única, como Max. Esta novela es valiente, como Max.
Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar.  El problema es que Max es el único que puede verme y oír. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un "amigo imaginario". Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario."
Datos del libro
Título: Memorias de un amigo imaginario
Autor: Matthew Dicks
Editorial: Nube de tinta
Nº de páginas: 432
Precio: 16,95€

No os podéis imaginar las ganas tremendas que tenía de leer esta novela, eché todos los sorteos que había en ese libro, y tenía pensado comprármelo por mi cumpleaños. Por eso, cuando hace un par de semanas bajé a la biblioteca y lo ví que le estaban colocando me abalancé sobre él y lo empecé inmediatamente después de acabar los exámenes.

Lo he dicho muchas veces, lo "peor" de la blogosfera es que te crea ilusiones acerca de los libros, te haces unas expectativas enormes, y si no llega, te decepciona mucho. Y esto me ha pasado con este libro. Se que si no me hubiera creado una falsa ilusión con este libro y me lo hubiera tomado con más calma, probablemente lo hubiera disfrutado y me hubiera encantado.
Os suelto todo este rollo porque no sabéis lo "mal" que lo he pasado leyéndolo, porque quería tener esa conexión con la novela y no la encontraba y casi que me forzaba a leerlo para que me gustase, pero si no hay no se puede sacar, porque deseaba que me enamorase.

Respecto a las características técnicas del libro, para mi es impecable.
La trama es original, puedo afirmar, sin duda, que es el libro más original que he leído este año. Me he enamorado de la idea del amigo invisible y de como, a pesar de que no existen si son reales para sus creadores. Todos hemos tenido un amigo imaginario (yo también, o eso me dicen)
El ritmo también es bastante bueno, y aquí creo que he tenido el gran problema con esta novela. Yo lo cogía y me leía 50 páginas de golpe y en poco tiempo, casi sin enterarme, y dejaba de leer y no sentía ese apego con la historia que se da cuando dejas el libro, para comer por ejemplo, y no ves el momento de acabar para ponerte otra vez, el libro que te deja sin dormir por acabarlo. Así que he tardado una semana en leerme el libro. Llegó un punto, justo cuando estaba la parte más interesante, alrededor de la página 300 que no podía coger el libro, no me enganchaba nada y se que si lo hubiera abandonado definitivamente no hubiera tenido ningún problema. Pero cuando me ponía a leerlo me ventilaba 50 páginas de golpe.
Por otro lado, los personajes son mágicos, únicos y especiales.
-Budo, el protagonista ineludible de la historia. No os podéis imaginar el cariño que le tengo. Es adorable e incluso cuando se portaba de manera más egoísta era imposible no comprenderlo. Creo que el gran mérito de Matthew ha sido dotar a un personaje que no existe de una personalidad tan humana que podrías ser tú mismo.
-Max, el otro protagonista de la historia. Es el niño humano y es muy especial, a causa de sus problemas tiene una personalidad y una manera de ver las cosas muy distinta. Me ha echo mucha gracia en determinados momentos a pesar de que haya habido otros en los que no me haya acabado de gustar.
Hay muchos personajes especiales, destacando a todos los amigos imaginarios que son lo mejor del libro, así como a los padres de Max, que son dos caras de la misma moneda, aunque creo que reflejan muy bien como a veces los padres tratan de modelar a sus hijos para que sean perfectos y normales.

Reconozco que otra de las cosas que más me han gustado de esta novela han sido las reflexiones ocultas que tiene, ya que Budo está gran parte de la trama debatiéndose entre vivir y morir y pensando en su inexistencia y en el más allá de los amigos imaginarios.
Y el final me ha encantado. Es emotivo, triste, feliz... melancólico en definitiva. Me ha dado mucha pena y consiguió que se me saltaran las lágrimas, al igual que en otros momentos de la historia. A pesar de esto, creo que es el final que tenía que tener la historia.

Y bueno, las conclusiones que saco de Memorias de un amigo imaginario es que es una de las novelas más originales que he leído con unos personajes que son caras de la misma moneda, como crecer, madurar y asumir las cosas como vienen, así como disfrutar de lo que tienes en el momento actual, y que son imposibles de olvidar y de no coger cariño que emociona en varios momentos, sobre todo en el final, pero que, por unas cosas y por otras, no me ha enganchado, no he conectado con ella y me ha costado lo indecible leerla, a pesar de ser muy emocionante y tener un ritmo ágil.
3.5/5

3 comentarios:

El mundo entre libros (María) dijo...

Pfff es lo típico, pero también hay que ver lo contenta que se pone una cuando resulta que la porquería que te ibas a leer te gusta tanto. Yo también tengo muchísimas ganas de leerlo. Espero que lo lleven a mi biblioteca.

Un besito guapa :)

girl pink dijo...

A mi me apetece mucho leerlo.

Mario Muñoz dijo...

Me llamaba mucho este libro pero con lo que dices en tu reseña me he quedado un poco frio.
Un abrazo!