lunes, 17 de junio de 2013

Looking for Alaska de John Green

Hola Nefilims.
Hoy os traigo una de las reseñas que más ganas tenía de hacer, una reseña de un libro único y muy especial, y, también es cierto, una de las más difíciles que me va a tocar hacer.
Allá vamos...

"Before. 
Miles "Pudge" Halter's whole existence has been one big nonevent, and his obsession with famous last words has only made him crave the "Great Perhaps" even more. Then he heads off to the sometimes crazy, possibly unstable, and anything-but-boring world of Culver Creek Boarding School, and his life becomes the opposite of safe. Because down the hall is Alaska Young. The gorgeous, clever, funny, sexy, self-destructive, screwed-up, and utterly fascinating Alaska Young, who is an event unto herself. She pulls Pudge into her world, launches him into the Great Perhaps, and steals his heart.
After.
Nothing is ever the same."
Datos del libro
Título: Looking for Alaska
Autor: John Green
Editorial: Harper Collins
Nº de páginas: 280
Precio: 8€

Bravo. Bravo. Bravo. 
Un aplauso para John Green y para esta novela. 
Una ovación. 
No, mejor, una estatua. 
Porque eso es lo que se merece esta novela y es lo que se merece John Green.
Hasta aquí podría llegar mi reseña, porque creo que ya está todo dicho acerca de este libro. Hay que ser breves y concisos, o al menos eso me dicen a mí.
"Voy en busca de un "Gran Quizá". Por eso me voy. No quiero esperar hasta morir para empezar a buscar un Gran Quizá"

No sé exactamente cuál es el misterio de John Green, qué clase de magia utiliza, cuál es su secreto, porque con una historia sencilla, una trama simple y unos personajes normales pero no comunes, consigue crear historias épicas, maravillosas, inolvidables, perdurables en la memoria y en el corazón. Creía que Bajo la misma estrella era una excepción, pero estoy empezando a pensar que la excepción es John Green, y con él, todos sus libros.
Si esperáis una reseña técnica podéis cerrar e iros a otro blog, porque los libros de John Green no se leen, se viven, se sienten, se analizan, se reflexionan, y cuando los sientes parte de ti, los acabas, y eso te destroza, pero sabes que con cada frase, con cada palabra, has aprendido algo, y es que, y lo digo con todo conocimiento de causa y de lo que estoy diciendo, Looking for Alaska es de esos libros que te cambian algo por dentro, de esas novelas que sabes mientras las lees que cuando la acabes no serás la misma persona.
"Imaginar el futuro es un tipo de nostalgia"

La historia nos presenta a Miles, un chico normal y corriente que ha vivido toda su vida solo, aislado, con su extraña obsesión por las últimas palabras de las personas, que un día decide que su vida debe cambiar y sale a buscar su Gran Quizá, el sentido de su vida. Y acaba en un internado, donde conoce a Alaska, El Coronel, Takumi y Lara, donde su vida cambia, donde crece, madura, descubre la vida, la amistad, el dolor...
"Es tonto echar de menos a alguien con quien ni siquiera te llevas bien. Pero no sé, era bonito tener a alguien con quién siempre pudieras pelear."

Looking for Alaska es un libro sencillo que encierra muchos secretos, muchas reflexiones, muchas lecciones de vida. Y ese es su gran tesoro, la gran fuente de enseñanzas e inspiración que es esta novela. Y a pesar de todo esto que os estoy diciendo no puedo darle un 5 redondo, por dos motivos.
El primero es que hay un momento en la novela, en el After, donde se queda atscada, parece que no avanza, y el ritmo decae, pero se recupera.
El segundo es que el 5 se lo llevó Bajo la misma estrella, y aún a pesar de lo magnífico libro que es este, no alcanza ese nivel, cosa comprensible y lógica, puesto que Bajo la misma estrella es el último libro del autor, y este es uno de los primeros. Por eso creo que ningún libro de John Green que lea ahora se llevará el 5, porque es difícil que alcancen ese nivel, pero eso no hace que sean menos importantes.
"Lo estremeció la revelación deslumbrante de que la loca carrera entre sus males y sus sueños llegaba en aquel instante a la meta final. El resto eran tinieblas."

Creo que ha habido pocos libros tan intensos como este en mi vida. Y es que es un libro breve, corto, ágil y rápido de leer, pero cada una de sus páginas, cada uno de sus párrafos son una llamada al corazón, y algunos una auténtica puñalada.
"El Gran Quizá estaba sobre nosotros y éramos invencibles. El plan podía tener fallos, pero nosotros no."

Lo que más adoro de los libros de este autor son sus personajes, porque no son personajes, son personas. Son personas rotas, destrozadas, que han tenido problemas, que aún los tienen, y eso es lo mejor, porque es imposible no verte reflejada. Para mí era imposible no visualizarme en las conversaciones de Alaska, sentada en ese círculo, discutiendo acerca del laberinto que es nuestra vida.
Alaska es el centro de la novela, y no lo es por Miles o por una historia de amor. Es que este libro es Alaska, es vida, luz, brillo, destellos, destrucción, diversión, comprensión... Alaska llega a tu vida, la cambia, la vuelve del revés y se va dejando un halo dorado a su espalda, halo que sigues y nunca abandonas, y eso es lo que hace con todos los personajes, porque es Alaska el centro de esa pandilla. Con sus frases, su humor, su comportamiento errático, sus días insoportables, sus días geniales... les atrae a todos, lector incluido, y nunca se va, porque caes en sus redes.
The Colonel es otro personaje que brilla con luz propia, es el complemento perfecto a Miles, y Takumi es un personaje muy especial, que aunque no tenga tantos momentos en la novela, para mí brilla con luz propia en los momentos en los que está. Y Lara, ay Lara, a pesar de que al principio no la recibí con los brazos abiertos acabó metida en mi corazón sin que yo me diera cuenta.
Y es que John Green es capaz de crear unos personajes tan únicos con unas filosofías de vida tan alucinantes... Yo quiero conocer a gente así en mi vida. No es normal o común que cuatro adolescentes de 17 años se sienten a hablar del sentido de la vida, de la muerte, de la concepción de la existencia, pero él consigue hacerlo tan natural, que casi parece algo que sucede a todas horas. Y es posible que sea mi rara personalidad, mi rara forma de ser y de pensar, pero sé que en esa pandilla encajaría perfectamente, porque yo también me he hecho esas preguntas, también busco ese gran quizá, y esta novela me ha animado a seguir buscando, a buscar sin parar, porque el Gran Quizá no lo encuentras, él te encuentra a ti, cuando menos lo esperas.
Es alucinante observar el proceso de cambio de Miles, nuestro protagonista, aunque en realidad creo que todos son protagonistas. Vemos como cambia, madura, confía, crece, experimenta, vive... y es otra de las magias de Green, todos sus personajes evolucionan, todos, sin excepción.
"El sufrimiento era causado por el deseo y el cese del deseo significaba el cese del sufrimiento. Al dejar de desear que las cosas no se deshicieran, dejabas de sufrir cuando lo hacían."

Y como no, estamos hablando del señor John Green, había que llorar. Mucho. Muchísimo. Gran síntoma, el libro ha calado, pero duele. Y es que no es un libro fácil, sobre todo en determinado punto. Y no puedo decir que fuese algo inesperado ese suceso que parte la historia en dos, Before y After, pero eso no implica que no lo sufras. Pero sobre todo me partió el corazón ver que se acababa, que me quedaban 30 páginas, 20, 10, 5, 1, porque es John Green, es Alaska, es Miles, es el Gran Quizá, y no lo quería abandonar, pero todo acaba, aunque eso no implica una despedida, siempre podremos volver a releer, y los finales suelen ser comienzos de otra cosa.
"¿El laberinto es vivir o morir? ¿De cuál estás tratando de escapar, del mundo o del fin del mundo?"

En definitiva, esta reseña atípica no podría ser más acertada, ya que Looking for Alaska no es un libro común. Es alucinante, único, brillante, vivaz, eterno, filosófico, maravilloso, aniquilador, destroza sentimientos y a la vez provocador de estos. Solo me queda quitarme el sombrero, ponerme en pie y aplaudir a John Green sin parar.
Gracias por esta novela, por hacerme soñar, por dejarme conocer a Alaska, por hacerme pensar en el laberinto de mi vida y por proporcionarme las ganas de intentar salir de él. Gracias, simplemente gracias.
4.5/5
"Porque pueden que sean listos, pero yo he sido listo más tiempo."
Image and video hosting by TinyPic

domingo, 16 de junio de 2013

IMM XXXI

Hola Nefilims.
Hoy os traigo un nuevo IMM, y tengo la sensación de que en los próximos días vais a tener unos cuantos... porque la acumulación de libros ha alcanzado cotas insospechadas.
Así que os dejo con el vídeo y espero que os guste y que no se os haga muy pesado.
Image and video hosting by TinyPic



Y bueno, las reseñas mencionadas en el vídeo son:


martes, 11 de junio de 2013

Susurros de A.G.Howard

Hola Nefilims.
¡HEMOS VUELTO!
No, nos hemos olvidado de vosotros, pero la verdad es que estos meses han sido muy ajetreados y ahora por fin retomamos nuestra ansiada libertad (aunque a Pablo aún le queda el empujón final) y que mejor forma de celebrarlo que con nuevas reseñas.
Personalmente no he leído demasiado pero si tengo varias reseñas pendientes, así que... vamos a ello.
La reseña de hoy es de una novela que os recomiendo mucho.
PD: Observaréis que las reseñas no van a ser tan largas como de costumbre, pero como he dicho son libros que leí hace unas semanas y no recuerdo todo a la perfección, por lo que seré más breve.

"Alyssa Gardner oye susurrar a los insectos y a las flores (enfermedad que llevó a su madre al manicomio). Esta maldición familiar se remonta hasta su antepasada Alice Liddell, la mujer que inspiró a Lewis Carroll para escribir Alicia en el País de las Maravillas.Cuando la salud mental de su madre empeora, Alyssa se da cuenta de que la ficción está basada en una terrible realidad: el País de las Maravillas existe y es un lugar mucho más oscuro y retorcido que el desvelado por Lewis Carroll. Allí deberá enmendar los errores que cometió Alicia para salvar así a su familia."
Datos del libro
Título: Susurros
Autor: A.G.Howard
Colección: Susurros #1
Editorial: OZ
Nº de páginas: 432
Precio: 17€

Lo primero que destaca de este libro es la portada, una preciosidad. Llamativa, con muchos detalles... es aún más impresionante cuando la tienes cerca. Pero es una novela que oculta muchas cosas tras esa bonita portada, y eso me gusta.
Susurros ha sido una lectura extraña para mí, porque tuve la mala fortuna de que cayera en mis manos en época de exámenes y estrés, por lo que tuve que leerlo a saltos, muy de poco a poco, tanto que tardé más de 15 días en terminarlo, y eso que es una novela que engancha, pero en cuanto me metía en la historia tenía que parar para retomar los apuntes o para dormir.
A pesar de eso, es una lectura que engancha. Es ágil, muy entretenida y, ante todo, original. Eso es Susurros, una historia poco convencional, una revisión de un cuento clásico que supone un giro de tuerca. Es una historia muy cercana a la Alicia de Tim Burton, y me ha encantado.
Y es que, para mí, es lo más memorable de la novela, la ambientación. El País de las Maravillas que nos presenta la autora me gusta mucho, con esos peligros, esas criaturas malévolas, los engaños... es un lugar mucho más oscuro, sangriento, peligroso e incluso gore en algún momento muy destacado.

Debo reconocer que no me he encontrado lo que me esperaba (la verdad es que no sabía que esperaba...) y eso me ha gustado, porque me ha llevado a sorprenderme con todo lo que encontraba en la novela.
Por otro lado, la autora mezcla el mundo humano con el país de las Maravillas, y aunque la segunda parte me ha gustado más, para mi gusto le quedan compensadas, y es que justo cuando la trama del mundo real empezaba a quedarse pillada es cuando llegamos al país de las Maravillas, y es en ese momento donde la historia da un giro radical.
La premisa de la que parte la historia también me encanta. La idea de una Alicia loca que transmite esa locura a sus descendientes, una protagonista que habla con los insectos y con las plantas, una madre loca, encerrada en un psiquiátrico y el hecho de que Alyssa, la protagonista, tenga que volver a Wonderland para arreglar todo el desastre que creó Alicia, es, simplemente, genial.
La novela es trepidante, no paran de suceder cosas, por lo que es imposible aburrirse, y encima la tensión va en aumento, ya que poco a poco vamos descubriendo secretos, mentiras, engaños, traiciones, cosas que no son lo que parecen... y hasta el final no sabemos que pasará, quién es quién o qué es lo que realmente sucedió con Alicia.

Pero el gran punto para mí de la trama, junto con la ambientación y los guiños a la historia de Carroll es, sin duda, los personajes.
No son personajes normales, no son personajes buenos, son personajes humanos. Son crueles, retorcidos, ególatras, egoístas...
La protagonista no es buena, tampoco es mala. Alyssa es muy rara, y no duda en hacer todo lo que pueda por demostrar que no está loca, por solucionar la maldición, por salir adelante. No duda en poner zancadillas y hace daño a la gente, a su padre, a Jeb... pero en el fondo lo hace porque los quiere. Y puede que no oiga voces, pero es un personaje que me ha encantado, que me ha dejado muy sorprendida, boquiabierta con el primer párrafo de la novela:
"Colecciono bichos desde que tenía 10 años; es la única manera de que dejen de susurrarme cosas. Atravesarle el vientre a un insecto con un alfiler hace que se calle muy rápido."
Morfeo es la otra cara de la moneda, no me fié de él en ningún momento, me daba mala espina, y es un sinvivir durante toda la novela, porque tiene comportamientos tan contrarios, es tan... único, que no sabes que esperar de él. Y eso me encanta. Pero también me frustra mucho.
Jeb también me ha gustado mucho. El pobre se mete en un lío de tres pares de narices que no se busca, que simplemente se encuentra, pero se enfrenta a él, valiente, cabezota y tal vez se arrastre un poco demasiado para mí por Alyssa en algunos momentos, pero eso no quita que me haya encantado y que sus momentos con Morfeo sean divertidísimos.

No obstante, no todo me ha gustado, y es que reconozco que la trama con Morfeo me ha parecido un poco forzada, sobre todo la parte del interés romántico, no sé, es una conexión que me hubiera funcionado mejor sin ese intento de romance, solo basada en secretos, mentiras, desconfianza y egoísmo. 

Susurros es una historia que mola. Y punto. Y por eso la recomiendo. Porque mola. Porque te engancha y no puedes soltarlo, porque su protagonista es genial, porque crea una ambientación nueva, original, flipante y a la par muy real, tanto que parece el país de las Maravillas de Carroll, porque después de leer esta novela no podrás ver de igual manera al Conejo Blanco, a la Reina Roja o a Chessire.
4/5
Image and video hosting by TinyPic