viernes, 15 de agosto de 2014

Cinco de cinco: Razones para leer cuanto antes Cazadores de sombras.

Hola a todos.
Hoy os traigo una nueva entrada de la sección Cinco de cinco, en esta semana he decidido hablar de los que son, para mí, los cinco principales motivos por los cuales deberíais darle (si aún no se la habéis dado) una oportunidad a la saga de Cassandra Clare.
Vayamos a ello...
(NOTA: Voy a hacer referencia a las dos sagas que componen el mundo de Cassandra, tanto Cazadores de sombras como Los Orígenes)

1. Originalidad, aire fresco, complejidad y novelas que enganchan de principio a fin.
Tal vez ahora mismo no se note tanto ese aire fresco, pero hay que recordar que la primera novela se publicó en España en el 2009 (¿¿¿tanto???) y estábamos en plena época estrella de Crepúsculo y una avalancha de novelas con protagonistas sosas, insulsas y pavas, con protagonistas sosos, románticos y dulcemente parados plagaba las estanterías. Jace, Alec, Magnus, Isabelle e incluso Simon, con su frikismo a cuestas eran diferentes. Sarcasmo, bromas, comentarios de no demasiada modestia... Todo eso ofrece desde el primer capítulo la saga. Poco a poco, en ambas historias, se va complicando todo, aparecen nuevos personajes, nuevos retos y enredos que se acompañan de una evolución en los personajes que se aprecia con cada libro, así como en la propia escritura de los libros. 
Personajes cambiantes, que no quedan estáticos con el paso de las páginas y un estilo cada vez más serio y oscuro. 10 puntos por ello. 

2. Tramas absolutamente imprevisibles con giros de infarto, por no hablar de sus finales.
Si por algo, para mí, se caracterizan estos libros es porque no te vienes venir prácticamente nada de lo que sucede. Nunca. Por muchas teorías e ideas que tengas en tu cabeza, Cassandra siempre encuentra la que no se te habría ocurrido nunca o llega a una que habías previsto pero de un modo totalmente diferente e impactante. Giros de trama y acontecimientos importantes durante cada una de las novelas, ninguna se puede considerar aburrida, de paso o sobrante, pero, sobre todo, finales que te dejan boquiabierto y deseando leer el siguiente que suelen venir rematados con una última escena no apta para corazones sensibles e impacientes.

3. Los personajes.
Como he dicho en el punto 1, son personajes con personalidades muy marcadas, muy diferentes entre ellos y aún así consiguen encajar a la perfección. Las relaciones entre parabatai, tan diferentes en ambas historias y, al final, tan significativas son el claro ejemplo. Personajes que poco a poco van dejando ver lo que hay tras sus máscaras, que muestran debilidades y fortalezas, que luchan, sufren y, aún así, no se derrumban completamente.
Ante todo son personajes sumamente atractivos, todos acaban interesando al lector, e incluso hay casos en los cuales los secundarios, de lujo, eso sí, consiguen llegar a brillar más que los propios protagonistas.
Todos tienen una "personalidad", desde el protagonista hasta el secundario menos destacado, y no podría faltar ninguno sin que la historia se resintiese.

4. La ambientación.
Esto se nota sobre todo en Los Orígenes, y es que la recreación de la Inglaterra victoriana es espectacular, hasta los mínimos detalles te hacen creer que la propia autora ha vivido esa época. Pero no solo eso, la visión de Nueva York o Idris de la saga principal, con todo ese mundo subterráneo oculto, lo bien construido de la mitología de vampiros, licántropos, hadas y los propios cazadores de sombras... Ese contraste entre el mundo normal y el que le rodea es brillante, parece absolutamente real.

5. Madura con cada novela.
No son pocos los lectores que no están nada conformes con la ampliación de la saga original, pero hay muchísimos lectores que estamos incluso más contentos con esa ampliación que con los tres libros originales. Y es que cuarto y quinto libro son bastante diferentes, los personajes secundarios cobran bastante más importancia, equiparando tramas e importancia, se diversifica los sitios en los que transcurren los libros, los acontecimientos comienzan a pasar verdadera factura a los personajes, se vuelve más oscura y madura en general. Renovarse o morir, dicen.
Esto también se aprecia mucho en el tono general que hay entre las dos sagas, Los Orígenes es muchísimo más oscura, tenebrosa, trágica y romántica (no en el sentido sentimental) y sus personajes son bastante más complejos que los que encontramos en los tres primeros libros de Cassandra Clare. Por no olvidar cómo se comienzan a entralazar ambas historias a partir del final del tercer libro de la saga original.

Espero que estos cinco argumentos os sirvan, al menos, para haceros pensar comenzar a leer la historia y si ya la habéis leído y no os ha gustado, para que entendáis porque a mí me fascina tanto.
Reseñas de la saga:
Cazadores de sombras primerosegundoterceroquinto
Los Orígenes primerosegundo

1 comentario:

Flavia dijo...

Me encanta! Soy una gran fan de esta saga (aunque tengo que reconocer que me gusta más la trilogía de los orígenes que la saga normal). Qué buenos argumentos para convencer a futuros lectores ^^